Saltear al contenido principal

¡No hay magia más grande, que la sonrisa de un niño!..


Fotografía de Erika Tamara Pestille

Actividad:

En la foto nuestro cuando fui por el día del niño a pasar la mañana con toda la escuela, yo sola me disfraze y lleve caramelos, iba pasando curso por curso improvisando y dejando un poco de humor en cada niño, contagiando mi alegría y compartiendo mi sonrisa. La verdad que ese momento fue mágico.

Acerca de la foto: Quise trasmitir, que a pesar de los problemas que uno mismo tenga, hay que saber que hay gente en el mundo que nos necesita y que los más importantes por ahora son los niños, ellos son el presente y el futuro y que con simples detalles, con un gesto pequeño de amor, podemos transformarlos para bien.

Voy por mi cuenta, de vez en cuando a comedores, geriátricos, plazas. Por lo general a la escuela 18 de Sarandí, ahí ayudo a los niños y los hago reír y divertirse.
Lugar: Sarandí, Provincia de Buenos Aires


Fuente: Ser Voluntario en imágenes 2017

Volver arriba